Isabel II, un reinado jalonado por acontecimientos históricos

 Isabel II, un reinado jalonado por acontecimientos históricos

EFE
Londres, Reino Unido

Durante setenta años en el trono, la reina Isabel II ha sido protagonista y testigo de acontecimientos que han marcado la historia de su país. Desde el impacto mediático de su coronación hasta la muerte de su esposo tras 74 años de matrimonio, pasando por las guerras en las Malvinas, Irak y Afganistán, la muerte de Diana de Gales o el Brexit, su reinado ha estado lleno de momentos de gran transcendencia tanto personal como social y política.

UNA CORONACIÓN DE PELÍCULA

El 2 de junio de 1953 fue coronada en la abadía de Westminster. Por primera vez los televidentes pudieron ver desde los salones de sus casas una ceremonia que hasta ese momento había estado vetada al público común, privilegio exclusivo de la realeza y de la aristocracia.

La encargada de llevar a los hogares la celebración fue la televisión pública británica, BBC, que hacía historia al incluir un primer plano de la nueva soberana durante la retransmisión, algo que los responsables del protocolo no habían permitido.

UNA REINA POP: THE BEATLES, CABALLEROS DEL IMPERIO BRITÁNICO

Melenudos, rebeldes y con legiones de seguidores. Una combinación que no parecía muy apropiada al rigor y solemnidad de la monarquía. Pero el 6 de diciembre de 1964 la reina condecoró a los componentes de The Beatles con la Medalla del Imperio Británico.

La leyenda cuenta que los cuatro de Liverpool se fumaron un porro antes de la ceremonia. Verdad o mentira, lo que no se puede negar es el olfato de la soberana para estar al día y aprovechar el tirón comercial de uno de los conjuntos musicales más populares de la historia.

UNA MUJER EN DOWNING STREET

En sus setenta años de reinado Isabel II ha despachado con quince primeros ministros, desde Winston Churchill hasta el actual Boris Johnson. La lista incluye a dos mujeres, Margaret Thatcher y Theresa May.

La conservadora Margaret Thatcher, que había arrasado en las elecciones legislativas, se convirtió el 4 de mayo de 1979 en la primera mujer en presidir el Gobierno británico. Un cóctel de individualismo, desregulación, críticas al intervencionismo estatal, mano dura en su relación con los sindicatos y la respuesta militar tras la invasión de las Malvinas la convirtieron en la Dama de Hierro.

LOS VIAJES DE LA REINA

Siglos después de que el rey español Felipe II mandase contra Inglaterra a su Armada Invencible, la soberana británica realizó entre el 17 y el 24 de octubre de 1988 el primer viaje oficial a España de un soberano británico. Además de esta histórica visita, Isabel II fue la primera monarca de su país en hablar ante el Congreso de los Estados Unidos en 1991.

Otro viaje cargado de simbolismo fue el que en 2011 la llevó a la República de Irlanda, visita que fue correspondida en 2014 por el presidente irlandés, la primera de un jefe de Estado de Irlanda desde la independencia de este país.

1992: ANNUS HORRIBILIS

Mientras España celebraba los Juegos Olímpicos y la Exposición Universal de Sevilla, la reina calificaba 1992 como su «annus horribilis», un año en el que los infortunios para su familia parecían no tener fin y habían llenado páginas y páginas en la prensa.

Primero fue la separación de sus hijos Carlos y Andrés y el divorcio de su hija Ana. Como remate solo unos días antes se había declarado un incendio que había causado daños considerables en el castillo de Windsor.

Los fantasmas del pasado reaparecieron en 2021 con la salida de su nieto Enrique y su esposa Meghan Markle de la casa real y en 2022 con la retirada de los cargos militares al príncipe Andrés por su relación con un escándalo sexual.

ISABEL II PAGA A HACIENDA POR PRIMERA VEZ

El anuncio tuvo lugar en noviembre de 1992. Por primera vez la reina se convierte en contribuyente y paga sus impuestos como cualquier ciudadano común. En el acuerdo con el fisco, la reina y su heredero, el príncipe Carlos, se comprometieron a desembolsar un 40 % de sus ingresos privados, sea cual fuese su procedencia. También acordaban sufragar de su bolsillo las asignaciones económicas de su familia.

POPULARIDAD A LA BAJA: LA MUERTE DE LADY DI

La muerte de Diana de Gales el 31 de agosto de 1997 en París ha sido uno de los momentos más delicados del reinado de Isabel II. Tanto que incluso se habló de su posible abdicación. La antigua princesa de Gales había rehecho su vida tras su divorcio en 1996 de Carlos de Inglaterra. La falta de sensibilidad, distancia y frialdad con que la casa real trató la muerte tuvo como respuesta la emoción de un pueblo, entregado a una princesa a la que consideraban suya.

Ante las críticas recibidas, Isabel II apareció en televisión el 5 de septiembre para expresar su dolor y compartió el duelo con las personas que en el exterior de Buckingham Palace depositaban flores en honor de Diana. Además ordenó que el estandarte con las armas de su familia ondease a media asta.

ESCOCIA RECUPERA SU PARLAMENTO

El 1 de julio de 1999, la reina Isabel II celebró oficialmente la inauguración del Parlamento de Escocia. Un hecho histórico que se producía casi trescientos años después de que en 1707 se unieran los Parlamentos inglés y escocés, lo que dio lugar al Reino Unido.

Las aspiraciones independentistas de parte de los escoceses se esfumaron temporalmente con el rechazo de la opción separatista en el referéndum celebrado el 18 de septiembre de 2015. Una derrota que no ha minado las aspiraciones por la independencia, que han crecido con el Brexit.

DE LAS MALVINAS A AFGANISTÁN: DOS PRÍNCIPES EN LA GUERRA

El príncipe Enrique, nieto de Isabel II y segundo hijo de Carlos y Diana, luchó en 2008 contra los talibanes en Afganistán como subteniente del regimiento Household Cavalry.

Era el segundo de los descendientes de la reina que participaba activamente en un conflicto bélico después de que lo hiciera su tío el príncipe Andrés en la guerra de las Malvinas en 1982. Enrique de Inglaterra regresó en 2012 a Afganistán para combatir a los talibanes como piloto de helicópteros de combate.

LA ENTRADA MÁS ESPECTACULAR EN UNOS JUEGOS OLÍMPICOS

Los Juegos Olímpicos celebrados en Londres en 2012 se abrieron con una sorpresa. La reina acompañada de su espía más icónico llegaba al estadio en un helicóptero del que se lanzaba en paracaídas junto al agente 007.

Evidentemente, la cosa tenía truco pero no se puede negar la originalidad de mezclar en la misma escena a dos de los símbolos más distintivos de la cultura popular británica. Una entrada de altos vuelos que mostraba que a sus 86 años la reina estaba en plena forma física y con el sentido del humor intacto.

LOS PROBLEMAS DEL BREXIT

El 23 de junio de 2016 los británicos decidieron abandonar las instituciones europeas. Aunque la reina Isabel II no ha tenido ningún papel en la aplicación del Brexit, los problemas para llegar a un acuerdo en el Parlamento alcanzaron a la soberana.

El 28 de agosto de 2019 el primer ministro Boris Johnson solicitó a Isabel II que suspendiera el Parlamento para dificultar las maniobras de los diputados partidarios de la Unión Europea. Un cierre temporal ya que en septiembre el Tribunal Supremo reactivó el Parlamento y calificó la maniobra de Johnson de «ilegal, nula y sin efecto».

ADIÓS AL PRÍNCIPE DE EDIMBURGO

Tras 74 años de matrimonio y a punto de cumplir el siglo de vida, el 9 de abril de 2021 falleció su esposo, Felipe de Edimburgo, con quien se había casado el 29 de noviembre de 1947. El matrimonio tuvo cuatro hijos: el príncipe Carlos (1948), la princesa Ana (1950), Andrés (1960) y Eduardo (1964). El 15 de noviembre de 1977 nació el primero de sus nietos, Peter Mark Andrew Phillips, fruto del matrimonio entre su hija Ana y el capitán Mark Phillips.

Su primer bisnieto, Savannah Phillips, vio la luz el 29 de diciembre de 2010, hija de Peter Phillips y de Autumn Kelly.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: