Narran Historia Fundación Emisora «Radio Isabel de Torres»

 Narran Historia Fundación Emisora «Radio Isabel de Torres»

Narran Historia Fundación Emisora «Radio Isabel de Torres»

En el país, la radio comenzó en el año 1916, pero se vino a desarrollar verdaderamente en el 1924, cuando se fundó la primera emisora HIZ, propiedad de Federico Astwood, en la ciudad de Santo Domingo.

La radiodifusión puertoplateña surgió en el año 1935, con la fundación de la emisora HI—S, siendo su dueño Vicente Sarnelli. Sus locutores fueron: Aramis de la Cruz (a) Garciíta, José Banks y otros, considerándose a De la Cruz como el primer locutor oriundo de la ciudad de Puerto Plata, en usar un micrófono en una emisora,

A partir de ahí comenzaron a surgir otras emisoras en Puerto Plata, como fueron: HI—5P, en 1937, de Juan Modesto; Broad Casting Tropical, HI—9T (La Voz de La Libertad), en 1941, de Luís Arturo Pelegrín; La Voz del Atlántico, en 1958, de Antonio Badui; HI—AB, Radio Isabel de Torres, en 1962, de Juan Méndez, Damián Antonio Brisso y José Aníbal Fernández; Radio Puerto Plata, en 1966, propiedad de Waldo Rafael Musa Monción, y otras tantas.
En los 73 años que lleva la radiodifusión en Puerto Plat

a, hemos tenido una pléyade de excelentes y extraordinarios locutores, que se haría demasiado larga la lista de enumerarlo.
Damián Brisso Betances murió en la ciudad de Puerto Plata, el día 27 del mes de mayo del año 2000, a las 4:00 A. M., víctima de un cáncer el señor don Antonio Damián Brisso Betances, reconocido radiodifusor y calificado técnico en electrónica. Su muerte consternó al pueblo de Puerto Plata.
Permaneció por mucho tiempo enfermo y postrado en su casa; desde su morada dirigía sus negocios y era visitado por familiares y amigos.

El 26 de noviembre del año 1962 fundó junto a los señores Juan Méndez y Aníbal Fernández la emisora Radio Isabel de Torres, instalada en la calle Beller casi esquina 30 de marzo, segunda planta, que aún en los actuales momentos se mantiene en el aire. Esta se vino a unirse a las existentes en Puerto Plata, como eran La Voz de La Libertad, propiedad del pionero radiodifusor y turismo puertoplateño, don Luis Arturo Pelegrín, instalada el 14 de mayo de 1941; y la emisora La Voz del Atlántico, fundada el 30 de marzo de 1958, por don Antonio Baduí hijo, a las mismas le servía como técnico en electrónica.
Los primeros locutores que trabajaron en la emisora que estaba naciendo, fueron: Aníbal Fernández, Juan Méndez, Leonidas Fotiné, Rafael Osiris Martínez, Ney Reyes, Buyuyo de la Cruz, Fabio Rafael González, Altagracia Molina, Alcedo Vargas y otros tantos.

Damián Brisso, se crió, formó y educó en su ciudad natal de Puerto Plata, donde nació el 23 de febrero de 1935, hijo de los señores Juan Francisco Brisso (por muchos años trabajó en Brugal & Cía. C. Por A., en su calidad de químico licorero empírico y licorista) y de Generosa Mercedes Betances. Además el matrimonio Brisso—Betances procreó los hijos: Dolores, Ayda Antonia (fallecida y quien fuera la madre del reconocido médico—pediatra y comentarista político, doctor Juan Francisco Payero Brisso), Miguel Antonio (Miguelo), por algunos años trabajó en la empresa Brugal y actualmente regentea una emisora de radio de su propiedad), Emma Altagracia, y Andrés.

Asistió al Colegio Duarte, que funcionaba en el local de la Sociedad Unión Puertoplateña, cedido gratuitamente al maestro José Ignacio Certad Hernández. Fue Certad Hernández una persona que sobresalió en el mundo cultural e intelectual de Puerto Plata, por su sólida formación académica e intelectual. Había venido allí procedente de Cumaná, Venezuela en el año 1906. Ejerció el magisterio y el periodismo. Tenía una dicción perfecta y una capacidad didáctica extraordinaria de enseñanza. Era exigente en la puntualidad del alumno. Enseñaba ética y comportamiento.
Desde muy joven Damián Brisso se inclinó a estudiar electrónica, haciéndolo a través de correspondencia, graduándose en el año 1955 en la Escuela por Correspondencia HollyWood and Televisión, de Estados Unidos de América.
Era una persona muy correcta, disciplinada y perfeccionista en sus quehaceres cotidianos.

Su mano derecha lo fue Segundo Rojas, que permaneció por muchos años a sus lados, siendo un fiel colaborador y correcto empleado de su confianza plena.
Formó parte de una pléyade de técnicos electrónicos puertoplateños que se formaron en Puerto Plata haciendo cursos por correspondencia a través de escuelas extranjeras, junto a José Rafael Rijo, Juan Pablo Mejía, Waldo Rafael Musa Monción, Raymond Banks Gallardo, Ulises Díaz y otros.
Trabajó por un gran tiempo en el Teatro Apolo de Puerto Plata, en su calidad de técnico.

Damián Brisso se vio envueltos en conflictos judiciales con sus dos socios Juan Méndez y Aníbal Fernández, en la emisora Radio Isabel de Torres, que los tres habían fundados y fueron de justicia. Dicha emisora pasó a mano de un administrador judicial, que fue el doctor Agustín González Estévez y, posteriormente, el señor José Rafael González López (a) Chiqui.

Damián Briso decidió inmigrar a New York y allí prosiguió perfeccionándose como técnico en electrónica y trabajó en la emisora Víctor RCA en New York como técnico electrónico de la misma por varios años. Aprendió perfectamente el inglés.

Contrajo matrimonio con Martha Irené Recio, el 9 de septiembre de 1971 y procrearon una hija: Jéssica Irené Briso Recio. Su esposa supo demostrarle en su larga enfermedad de 17 años de ser una compañera en los tiempos buenos y malos.

Su emisora Radió Isabel de Torres, apoyó plenamente la huelga del 18 de marzo de 1971, hecha por los locutores puertoplateños, siendo la primera huelga reivindicativa de los locutores de Puerto Plata, por efecto de la misma las emisoras de esta ciudad duraron cuatro días fuera del aire.
Fue hombre de ideas conservadoras y simpatizó siempre con los gobiernos del Lic. Joaquín Balaguer.
Vivió apegada a la regla y al buen comportamiento.

Su gran preocupación fue su emisora, siendo la primera en otorgársele cinco kilos. Dicha emisora se convirtió en Puerto Plata en la gran escuela de los locutores.
Con la muerte de don Damián Brisso, perdió la radiodifusión puertoplateña a uno de sus hijos mejor dotado de capacidad técnica.

Fuente Juan Ventura.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *