Riegos Afecta Sociedad Cuando Autoridades Incumplen Obligaciones

 Riegos Afecta Sociedad Cuando Autoridades Incumplen Obligaciones

Riegos Afecta Sociedad Cuando Autoridades Incumplen Obligaciones

Por: Roque J. de León B.

Históricamente las sociedades que progresan son las que sus líderes ponen en primer plano los intereses de la mayoría y asumen como un reto los roles que les son asignados, teniendo en ocasiones que buscar el concenso para solucionar los temas que generan conflictos y enfrentan a diversos sectores; es lo que ha faltado en nuestro país con el tema de las Tres Causales en el proyecto del Código Civil.

Recuerdo que hace trenta años aproximadamente «Romairy» mi primera hija defecó en el vientre de su madre antes de nacer, dañandose sus pulmones y muriendo pocas horas después, de vivir quedaría en estado vegetativo.

En aquel momento me retiré por un mes y medio de todas mis actividades incluido mis trabajos, no tenía deseos de seguir; al día de hoy tengo tres hijos sirviendo al mundo desde la posición que les ha colocado Dios, la vida y su formación.

Tengo claro que, las personas que formamos y desarrollamos jóvenes nos falta concienciación para hacerles entender que traer una nueva vida al mundo es un compromiso y una gran responsabilidad.

Pero es bueno precisar que condenar a una familia a: vivir sin madre, arrastrar un miembro vegetativo obviando los adelantos científicos ó simplemente, obligarla a vivir con el fruto de una violación, es matarla en vida.

Me desconsuela ver la manera en que sectores llamados a ser entes de educación y moderación abordan este delicado tema que estanca, retrasa y enfrenta una parte importante de la sociedad dominicana.

El pasado domingo 28 de marzo a las ocho y quince minutos de la mañana mientras sintonizaba y escuchaba la homilía pronunciada por el «Padre Chelo», grande fue mi sorpresa al escucharles arengar a su feligresía diciéndoles, «para qué vacunarse contra el Covid-19 si la vacuna es para salvar vidas y con el aborto a diario, se le quita a miles antes de nacer».

A la vez responsabilizó al Presidente Luís Abinder Corona por no bajar línea a los senadores y diputados de su partido para que rechacen las Tres Causales; se olvida de que en nuestro país existe la separación de Poderes del Estado aunque rara vez se cumple porque no tenemos legisladores con pensamiento y decisiones propias.

A pesar de que he escuchado decir «que en la guerra todo es válido», y yo agrego cuando se ha perdido el sentido ético, pienso que es injusto que las instituciones responsables de esta polémica desnaturalizada: Congreso Nacional, defensores de las Tres Causales y las Iglesias no sólo estén dividiendo a la sociedad sino a las familias de nuestro país.

Quienes coordinan y dirigen los diferentes estamentos de la sociedad, con la actitud y nivel de ofensas públicas puestas en evidencia en la discusión de este tema, nos conducen a reflexionar sobre cuál es el destino que nos espera con ese tipo de liderazgo.

La sociedad dominicana no puede seguir pagando las consecuencias de grupos que no cumplen con sus responsabilidades y otros, que miden fuerzas buscando quién doblega a quién.

Dieciocho años con delitos sin poder ser enjuiciados porque no están contemplados en el Código Penal vigente es suficiente para exigir, que no se nos dañe y divida más por caprichos de grupos interesados.

ROQUE J. DE LEÓN B. (MAE)
MAESTRADO EN TECNICAS DE COMUNICACÓN SOCIAL INTEGRAL
MIEMBRO DEL: SNTP Y EL SINLOPP

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *