Tratamientos para el pelo – Consejos cuidado cabello

 Tratamientos para el pelo – Consejos cuidado cabello

 

El cuidado del cabello se hace indispensable para poder mantener el pelo sano. Tanto mujeres como hombres deberán seguir una serie de pautas y de tratamientos para el pelo si quieren mantener su poder de seducción.

Tratamientos para el pelo – Consejos para cuidar el cabello

Para promover y conservar la belleza y salud del pelo debemos llevar a cabo una serie de actuaciones desde dos perspectivas distintas pero muy interrelacionadas, por un lado, el cuidado interno del cabello -tratamientos para el pelo desde el interior- (incluimos en esta perspectiva la adecuada alimentación, el estado emocional, el deporte) basado en una nutrición equilibrada, ayudada en algunos casos de suplementos dietéticos, proteínicos, vitamínicos o minerales, y basado en el mejoramiento de la circulación periférica. Y el cuidado externo del cabello -tratamientos para el pelo desde el exterior-, en este caso, tiene que ver con todos aquellos tratamientos para el pelo que realizamos de manera externa. Aquí podemos reunir el cepillado, el peinado, el acondicionado y la aplicación de sustancias y líquidos revitalizadores a nivel de la raíz del cabello. Hay que indicar que una vez el cabello sale fuera de la raíz es una parte del órgano de la piel prácticamente muerto.

Hablaremos extensamente en otro post sobre cómo llevar a cabo una alimentación saludable para mantener el cabello sano y fuerte. Ahora nos limitamos a ofreceros algunos consejos para mantener el pelo en las mejores condiciones.

Es importante decir que, a grandes rasgos, existen tres clases de cabellos bien diferenciados, aquellos cabellos secos, aquellos grasos y aquellos cabellos normales. En este caso cada tipo de cabello deberá tener un cuidado específico. Ahora bien, a continuación, os ofrecemos una serie de tratamientos para el pelo básicos aplicables a cualquiera de estos tipos, y que podéis intentar seguir:

1. No te laves el pelo con demasiada frecuencia. Utiliza un buen champú.

Aunque en este punto hay distintas opiniones, lo ideal es no lavar el pelo en exceso, debido a que una limpieza reiterada hace que los champús no sólo limpien nuestro pelo sino que también eliminen sus aceites naturales (el sebo), junto con la capa ácida protectora del mismo. Utilizar el champú para lavarse el pelo 1 ó 2 veces por semana es más que suficiente para limpiar la mayoría de cabellos. Incluso aquellos cabellos grasos, ya que un abuso en el lavado de este tipo de pelo provocaría un exceso en la producción de grasa por parte de las glándulas sebáceas.

La elección de un buen champú es esencial para que el lavado del pelo sea saludable. Así, éste dependerá de nuestro tipo de cabello (graso, con caspa, seco, debilitado, etc.); habrá que elegir aquel que cubra mejor nuestras necesidades. En cualquier caso deberá ser un champú que limpie sin agredir ni al cuero cabelludo ni al tallo del pelo. Éste es un consejo básico a incluir entre los mejores tratamientos para el pelo que nos ayudarán a mantenerlo sano.

2. Cepilla el cabello con asiduidad (entre lavado y lavado)

El cepillado del pelo de manera regular no solo reactiva la microcirculación capilar sino que además elimina restos de polvo y suciedad con el cepillado. También con la maniobra de peinar el pelo se reparte el sebo de la raíz a lo largo del cabello haciendo la función de película protectora e hidratante.

Para llevar a cabo un cepillado correcto se deberían de tener en cuenta varias recomendaciones. Cómo es elegir el cepillo correcto para tu tipo de cabello, además tendremos que desenredarlo sin maltratarlo, haciéndolo desde las puntas hacia arriba.

3. Evita las lociones alcohólicas, tampoco debemos aplicar colonias.

Aunque la cantidad de alcohol sea pequeña y parezca dejar el pelo reseco y eliminar la grasa, el resultado final es que provoca la secreción de ésta en mayor cantidad, cuya consecuencia será ahogar aún más la raíz del cabello y así promover la pérdida del mismo. Además por su efecto reseco sobre el pelo éste será más quebradizo y, por tanto, más propenso a su fractura. No olvides incluir este tip entre tus tratamientos para el pelo, a veces, es más importante evitar ciertos hábitos que incluir otros nuevos.

4. Realízate masajes en el cuero cabelludo.

Otro de los tratamientos para el pelo recomendados son los masajes. Los masajes capilares estimulan la microcirculación del cuero cabelludo, nos despojan de suciedad y caspa incrustadas y, además, estimulan el crecimiento del cabello.

Un masaje estimulante sencillo sería el realizado en primera persona deslizando nuestros dedos  sobre el cuero cabelludo en forma de abanico, presionando suavemente toda la cabeza y simulando pequeños círculos. Seguidamente, frotamos el cuero cabelludo algo más intensamente, de manera que éste se desplace con respecto a la estructura ósea de la cabeza. Este sencillo masaje aplicado por uno mismo durante unos minutos y avanzando por todo el cráneo, centímetro a centímetro, aparte de relajarnos, nos hará sentir un hormigueo como consecuencia de la activación de la circulación sanguínea en la zona masajeada.

La estimulación asidua del riego sanguíneo en el cuero cabelludo afectará positivamente a personas con caída del cabello o caspa.

5. Aplica diariamente a tu cabello alguna loción tónica o estimulante.

Es positivo para el cabello cuidarlo externamente. Aunque el pelo es una parte del órgano de la piel que está prácticamente muerto y lo ideal es tratarlo internamente estimulando su raíz, ayuda a conservar el estado externo con el uso de tónicos u otro tipo de cosmética que hidraten y mantengan en buen estado la queratina del pelo. Así que incluye esta clase de tratamientos para el pelo en tus hábitos diarios.

También se aconseja utilizar protectores solares capilares, ya que el sol, tal y como ocurre con la piel, acelera la degradación del cabello cuando éste está expuesto directamente a él. Lo mismo ocurre en cualquier otra situación climatológica adversa

6. Nutre de manera adecuada tu cuerpo, aliméntate bien. Evitarás la caída excesiva del cabello y tendrás un cabello fuerte y brillante.

La nutrición es esencial para mantener el pelo y la piel sana. Es como si éstos fueran el reflejo de nuestra salud interna. Por eso es esencial y primordial cuidarnos desde adentro. Para ello, intenta llevar una alimentación lo más saludable y equilibrada posible. En caso de falta de vitaminas o minerales toma algún suplemento alimenticio para combatir esa situación. Una vez se haya revertido a consecuencia de una buena alimentación, prescinde de ellos.

Por otro lado, uno de los factores no genéticos que más influyen en la caída del cabello son las malas digestiones y el mal funcionamiento del hígado. Estas afecciones suelen estar muy relacionadas con comer de manera muy rápida, no ensalivar bien los alimentos y no masticarlos correctamente. El exceso de grasas, sobre todo las de mala calidad, el exceso de frituras o el abuso de productos refinados, por ser un tipo de alimentación, además de poco saludable, difícil de digerir, se transforman en grasas que engrosarán la secreción grasa de las glándulas sebáceas del cuero cabelludo, ahogando de esta manera la raíz del cabello.

7. Evita el estreñimiento.

Esta situación acrecentará la activación de las glándulas sebáceas promoviendo una mayor secreción de grasa, lo cual, como hemos indicado anteriormente ahogará la raíz del cabello.

Al permanecer las heces un tiempo excesivo en nuestro cuerpo, las toxinas que iban a ser eliminadas se reabsorben. Ésto provocará intoxicación, en algún nivel, de nuestra sangre y dificultará, además, la secreción capilar. Puede añadirse entre los tratamientos para el pelo de carácter interno la evitación o reversión de esta situación.

8. Haz un uso responsable de aparatos eléctricos para el secado o moldeado del pelo.

El uso frecuente del secador estropea el pelo. El aire caliente en contacto con el cabello hace que éste se reseque, se deshidrate, la cutícula se abrirá más, volviéndose el pelo más quebradizo y con mayor tendencia a la caída.

Lo mismo ocurre con el uso de planchas para el alisado, tenacillas u otros tipos de tratamientos para el pelo donde participan temperaturas altas en contacto con el mismo.

9. Córtate el pelo con frecuencia y de manera adecuada.

Cortar el pelo no hace que crezca más rápido pero sí hace que éste se mantenga más sano y, por tanto, no se abran las puntas. La consecuencia de que ésto ocurra es que el pelo no tenga una apariencia lisa y además se fracture con mucha facilidad, promoviendo así su caída.

Si por tener un cabello más largo, no lo cortas nunca, el efecto puede ser el contrario. Las puntas se abrirán, el pelo se partirá y se caerá. Hay que cortarlo con regularidad, aunque sea poco. Mantendremos nuestro pelo sano y cuidado. Incluye este hábito entre tus mejores cuidados para el pelo.

10. Evita productos agresivos en tu cabello.

El uso de productos agresivos para el pelo hacen que éste se estropee. Por favor, es importante, al menos, no abusar de este tipo de productos. Puede ser el caso de tintes agresivos, o mal aplicados, tratamientos de permanente, tratamientos de keratina con formaldehído, tratamientos de moldeado del cabello, el uso de la plancha para el pelo de manera frecuente, etc.

Como hemos dicho anteriormente, el pelo es una parte del órgano de la piel prácticamente muerto, por lo que su cuidado externo o, al menos, la evitación de algunas técnicas es indispensable para mantener el pelo cuidado y sano.

Si sigues nuestros consejos sobre qué tratamientos emplear en tu día a día, tu cabello se mantendrá cuidado y mejorado.

ALGUNAS PREGUNTAS FRECUENTES

¿Pueden afectar los cambios de temperatura al cabello?

Por supuesto, el cabello puede verse afectado por cambios bruscos de temperatura. Ésto suele ocurrir en cualquier época del año. Por ejemplo, en verano la temperatura exterior suele ser mucho más alta que cuando entramos en establecimientos o zonas internas, donde el aire acondicionado toma protagonismo. En estos casos, se produce un exceso de efectos adversos para nuestro pelo, será muy importante cuidarlo bien, aplicando cosmética que lo proteja de ellos, e incluyendo, en general, productos adecuados.

¿El estado de ánimo, así como el estrés, puede afectar al aspecto de nuestro pelo?

Efectivamente. El estado de ánimo se ve reflejado, en muchas ocasiones, tanto en nuestra piel como en nuestro pelo. El pelo puede adquirir un aspecto encrespado, seco, inmoldeable, con falta de lustrosidad y vida. Como si estuviese apagado. Además, hay ciertos tipos de alopecia relacionadas con el estrés. Por tanto, el estado de ánimo afecta a la apariencia de nuestro pelo. Habrá que cuidarse, además, internamente y a nivel emocional.

¿Es dañina el agua con cloro para el pelo?

El cloro es un elemento químico que sí puede afectar a nuestro pelo. Ésto dependerá de la cantidad de cloro que tome contacto con nuestro cabello. El efecto del cloro en nuestro pelo será la de quitarle la grasa natural que lo protege volviéndolo reseco y encrespado. Evita en lo posible la exposición del cabello a altas dosis de cloro. En el caso de que te sea inevitable, intenta contrarrestar este efecto con una mayor hidratación y cuidado del

El uso de productos agresivos para el pelo hacen que éste se estropee. Por favor, es importante, al menos, no abusar de este tipo de productos. Puede ser el caso de tintes agresivos, o mal aplicados, tratamientos de permanente, tratamientos de keratina con formaldehído, tratamientos de moldeado del cabello, el uso de la plancha para el pelo de manera frecuente, etc.

Como hemos dicho anteriormente, el pelo es una parte del órgano de la piel prácticamente muerto, por lo que su cuidado externo o, al menos, la evitación de algunas técnicas es indispensable para mantener el pelo cuidado y sano.

Si sigues nuestros consejos sobre qué tratamientos emplear en tu día a día, tu cabello se mantendrá cuidado y mejorado.

ALGUNAS PREGUNTAS FRECUENTES

¿Pueden afectar los cambios de temperatura al cabello?

Por supuesto, el cabello puede verse afectado por cambios bruscos de temperatura. Ésto suele ocurrir en cualquier época del año. Por ejemplo, en verano la temperatura exterior suele ser mucho más alta que cuando entramos en establecimientos o zonas internas, donde el aire acondicionado toma protagonismo. En estos casos, se produce un exceso de efectos adversos para nuestro pelo, será muy importante cuidarlo bien, aplicando cosmética que lo proteja de ellos, e incluyendo, en general, productos adecuados.

¿El estado de ánimo, así como el estrés, puede afectar al aspecto de nuestro pelo?

Efectivamente. El estado de ánimo se ve reflejado, en muchas ocasiones, tanto en nuestra piel como en nuestro pelo. El pelo puede adquirir un aspecto encrespado, seco, inmoldeable, con falta de lustrosidad y vida. Como si estuviese apagado. Además, hay ciertos tipos de alopecia relacionadas con el estrés. Por tanto, el estado de ánimo afecta a la apariencia de nuestro pelo. Habrá que cuidarse, además, internamente y a nivel emocional.

¿Es dañina el agua con cloro para el pelo?

El cloro es un elemento químico que sí puede afectar a nuestro pelo. Ésto dependerá de la cantidad de cloro que tome contacto con nuestro cabello. El efecto del cloro en nuestro pelo será la de quitarle la grasa natural que lo protege volviéndolo reseco y encrespado. Evita en lo posible la exposición del cabello a altas dosis de cloro. En el caso de que te sea inevitable, intenta contrarrestar este efecto con una mayor hidratación y cuidado del cabello

Esta entrada se publicó en Sin categoría y está etiquetada con , , , , , , , en por .

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: